single image
Entrevistas

Shila Acosta: “Quieras o no el arte es un reflejo de su tiempo”6 min read

#LeoSubmarine

Cuando le pregunté a Shila Hidy Acosta Carmen (Lima, 1986), si alguna vez había pensado en usar un pseudónimo para firmar sus obras, me dijo que no era necesario, que su nombre de por sí ya era lo suficientemente exótico. Razón no le faltaba, pero más allá de cualquier intento de ser Más Conocida Como, su constante trabajo, la lucidez y honestidad de su propuesta destacan nítidamente en el espectro del circuito artístico local. Conversar con ella ha sido como recibir unas cuantas dosis, perfectamente balanceadas, de respuestas contundentes, analizadas y expresadas con la coherencia de un pensamiento propio y muy definido.

Foto: El Ambulante Audiovisual

 

Shila es una artista visual que egresó –con mención honrosa en Pintura, de las canteras de la ENSABAP. Trabaja en diversos medios como dibujo, pintura y arte digital. Su práctica reúne una serie de imágenes provenientes de la historia del arte, la cultura pop y el internet; reflexionando acerca de la categoría de ícono en la obra de arte y  la permanencia de la pintura en el mundo contemporáneo. Ha expuesto su obra en galerías independientes de Lima y ha participado colectivamente en los festivales de diseño Trimarchi (Mar del Plata, 2014) y FID Festival Internacional de Diseño de Costa Rica (San José, 2015/ 2016).  Asimismo ha colaborado como ilustradora en publicaciones tanto nacionales como extranjeras  entre las que figura la editorial Quadrille Publishing (UK).

Foto: El Ambulante Audiovisual

Ha sido y sigue siendo un año atípico y terrible en muchos aspectos, ¿cuál es el mayor aprendizaje que te deja hasta hoy?
– Atípico y desafiante. Perdí a dos familiares muy cercanos a causa del Covid-19. Dos tíos muy queridos en menos de 6 meses. El contacto con lo inminente de la muerte a diario te confronta respecto a  tu propia existencia. En mi caso, me ha llevado a tomar acción en asuntos personales que tenía postergados, enfrentar miedos y correr algunos riesgos. Asimismo, me ha hecho consciente de la necesidad de comunidad. Me reuní con amigos a los que no veía desde el inicio de la pandemia para salir a las calles a protestar. Desde la individualidad es más difícil involucrarse.

Asistimos a una expresión popular de protesta nunca antes vista en nuestra historia contemporánea, ¿qué opinas de la misma y cuál es tu posición frente a los hechos que la propiciaron?
– Estamos frente a un momento histórico. El  lastre de la corrupción ha marcado las últimas tres décadas de la historia reciente.  Sin embargo,  internet ha propiciado la difusión de la información a gran velocidad. Con tener una cuenta en alguna de las redes sociales más activas puedes enterarte de lo que ocurre. Esta generación es menos susceptible a la manipulación de los medios tradicionales.
Al igual que los miles de personas que salimos a marchar a las calles, manifesté mi rechazo hacia la vacancia y por consecuencia a la desestabilización del país que traía consigo el nombramiento de Merino como Presidente. Su renuncia constituye la validación del poder del manifiesto colectivo.  Lamento que se hayan perdido las vidas de dos jóvenes durante  esta coyuntura tan adversa. Hice un dibujo al respecto, a modo de homenaje. Dejé una copia en el altar que se creó alrededor de las rejas del edificio de Palacio de Justicia, junto a las flores y una serie de pancartas con todo tipo de mensajes. Fue muy emotivo porque en el  momento se desarrollaba una performance y sonaba la canción Flor de Retama de Ricardo Dolorier.

Hay muchas posturas respecto del rol del artista en su tiempo y su sociedad, ¿debe involucrarse y tomar posición en temas políticos y sociales?
– Quieras o no el arte es un reflejo de su tiempo. Sería ingenuo pensar que tu producción puede escapar del contexto. En cuanto a si se debe abordar una temática política y /o social, se trata de un decisión personal. Las motivaciones que llevan al discurso del artista son diversas. No por tratarse de una reflexión desde lo íntimo / personal, esta pierde validez. Por el contrario, creo que articular la propuesta desde la honestidad, hace que la obra sea más potente.

¿Cuánto ha afectado tu proceso creativo, sea enriqueciéndolo y/o dándole otra perspectiva, los tiempos en los que ahora vivimos todos?
– Al comenzó de la pandemia, continúe con mi rutina habitual, el aislamiento me ayudo a concentrarme más en ciertos proyectos. Sin embargo a nivel emocional, hubo algunos días difíciles. Las noches se volvieron más productivas. He interactuado con gente muy interesante, y aunque de modo virtual, abrió ideas nuevas.

¿Qué otras técnicas o nuevos conocimientos has incorporado a tu trabajo como artista?
– He estado experimentado más con el soporte digital, que ya venía trabajando desde hace un par de años. Si bien sigo utilizando soportes analógicos, me gusta jugar con ambas posibilidades. He incorporado algunas imágenes en movimiento también (gifs).
Tras algunas experiencias como ilustradora, postule a un concurso de novela gráfica, pero no logré ser seleccionada, esto me motivó a estudiar, primero, redacción y luego, un taller introductorio de escritura creativa. Ahí empecé  a dar forma a un proyecto personal que involucra textos, dibujos e imágenes.

La coyuntura ha propiciado la creación de colectivos diversos en el ámbitos del arte y otros campos, ¿formas parte de alguno o piensas integrarte a uno en particular?
– En la actualidad, no formo parte de un colectivo. En el pasado integré un grupo de artistas gráficos e ilustradores: Los únicos. Y aunque se disolvió, desarrollamos una amistad muy fuerte hasta hoy. Durante la cuarentena, me uní a un grupo que surgió de forma espontánea por iniciativa de Giselle Girón. Se bautizó como La rapiducha.  Nos juntábamos a través de zoom todos los martes para discutir temas al rededor del arte contemporáneo local. Ha sido muy enriquecedor. El jueves 3 de diciembre estaré conversando con los que se unan a la transmisión acerca de mi proceso creativo. Es de libre acceso.

¿Qué otras disciplinas y artistas han llamado últimamente tu atención?
– Literatura de ficción, universos distópicos como el de El cuento de la criada de Margaret Atwood. Algunas animaciones del tipo 2D de corta duración. Me gustaría poder hacer algo similar en algún momento.

¿A qué libro regresas siempre?
– Una antología de la poesía de Blanca Varela: El libro de barro y otros poemas. Tiene muchas notas adhesivas sobresaliendo como dientes fosforescentes.

¿Qué sigue emocionándote?
– La cercanía de las personas que quiero.  Descubrir  nuevos autores interesantes.
Melodías con las que te cruzas y te cautivan instantáneamente.

¿Qué es lo que hace sencillamente feliz?
– Caminar sin prisa. Un buen café en el desayuno. Contemplar  la porción de  naturaleza que esté al alcance.

¿Cómo definirías un tiempo como el que ahora vive nuestro país?
– Tiempo de cambios. Doscientos años de independencia después, no parecemos tan libres como proclamó San Martin.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like