single image
Columnistas invitados

MÚSICA PERUANA: LOS MEJORES LANZAMIENTOS DE ENERO5 min read

Descubre las mejores canciones locales de inicios de 2022

Francisco Melgar Wong

Reducir esta selección a cinco lanzamientos hizo que se quedaran fuera algunas canciones y discos interesantes (Ale Hop, Ciberia, Hamann). Al final sobrevivieron sólo aquellos singles a los que vuelvo una y otra vez por razones que van desde la curiosidad hasta el mero placer auditivo.

“Acuario”
Amlu
Independiente

Existe una rama del indie pop en la que personajes de una sofisticada y delicada sensibilidad se valen de bases electrónicas para articular melodías vocales con las demuestran su asombro frente a los sutiles cambios psicológicos y emocionales que hombres y mujeres experimentan a lo largo de su vida. Piénsese, por ejemplo, en New Order, Pet Shop Boys y Saint Etienne, o, para no realizar saltos atlánticos, en el chileno Alex Andwandter o el argentino Daniel Melero. En este sentido, es importante anotar que gracias a sutiles ritmos de tropical house, suntuosas sucesiones de acordes sintetizados, articuladas y elegantes melodías vocales, y una facilidad innata para escribir penetrantes aforismos que destellan en la cotidianidad del día a día, “Acuario”, el single más reciente del peruano Luis Arévalo (aka Amlu) ubica a su autor dentro de esta ilustre genealogía, y, por si fuera poco, se ofrece como la mejor alternativa local para quienes tienden a las reflexiones sentimentales propias del indie pop, pero no están dispuestos a ceder su lugar en la cuadrícula luminosa de la pista de baile.

“La calle me llama”
Lil Carleets
Independiente

Para ser una canción sobre la pandemia –un tópico proclive a los lugares comunes, a la conmiseración o a un hiperbólico, exagerado optimismo– el single más reciente de Lil Carleets, “La calle me llama”, es ejemplar en su capacidad para sortear estos obstáculos y cumplir cabalmente con su cometido: convertir a la enfermedad en el mejor motivo para celebrar la vida. El vehículo estilístico para llevar a cabo esta tarea –la música urbana– puede ser visto con desdén por los esnobs de este lado del mundo, pero la forma en que la producción y la voz de Carleets mitigan cualquier desborde de entusiasmo para enfocarse en una narración cándida, objetiva y desapegada convierten al tema en la banda sonora perfecta para deambular por las calles tras el toque de queda con la esperanza de encontrar un redentor perreo. En el post-coro, la cantante señala: “dicen que la economía está jodida, pero siempre alcanza para la maría”. Como siempre, la verosimilitud está en los detalles.

“Niños de la calle”
MNZR
Panik Room

Este single de beats electrónicos que describe la vida en los barrios marginales de la ciudad marca un cambio en la discografía de MNZR. En lugar de los ritmos esquemáticos y sincopados del rap contemporáneo que habían caracterizado su obra hasta el momento, “Niños de la calle” trae acordes de piano eléctrico y pulsos propios del deep house; en vez de los monólogos esplénicos, entrecortados y fragmentados del trap, escuchamos un coro decididamente melódico con un gancho innegable. Si se trata de elegir la canción más lograda del rapero peruano, es aquí donde coloco mis fichas.

“Tune In – QOQEQA Remix”
Alivenique, QOQEQA
Lighting Studios

Gracias a diversas colaboraciones con artistas extranjeros, los productores peruanos de música electrónica atraviesan un momento de inusitada exposición internacional. A lo largo de 2021 escuchamos remixes de Diplo a cargo de Sofía Kourtesis y de Nubya García y Howie Lee a cargo de Dengue Dengue Dengue. Ahora, recién iniciado 2022, llega “Tune In – QOQEQA Remix”, una remezcla en la que el músico peruano Daniel Valle-Riestra (a.k.a. QOQEQA) toma una densa canción de avant pop de la artista estadounidense Alivenique, intercambia claustrofóbicos beats de club por una reverberante e ingrávida polirritmia, y obtiene una reluciente pista de global bass que evidencia la innegable madurez musical que, en unos pocos meses, el peruano ha logrado alcanzar. Los elogios, en este caso, están plenamente justificados.

“Estación esperanza”
Sofía Kourtesis
Ninja Tune

El single más reciente de Sofía Kourtesis, “Estación esperanza”, esclarece el rol político de la mejor música de baile y reactiva los vínculos emocionales que recorren la historia de la música house. Siguiendo las huellas dejadas por artistas como James Brown, Chic y Pet Shop Boys en canciones como “Say It Loud, I’m Black and I’m Proud”, “Le Freak” y “To Step Aside”, la productora peruana asentada en Berlín le añade significado a la gramática de la música bailable con una arenga de identidad colectiva tomada, en este caso, de una grabación de campo hecha en una marcha feminista en la ciudad de Lima. Por otro lado, profundizando en el discurso amoroso, sentimental y emotivo que se halla en el corazón mismo de la música house, Kourtesis se vale de un sample de Manu Chao (el éxito de 2001 “Me gustas tú”) para comunicarse con su madre (una activista política por derecho propio), colocándolo sobre un beat electrónico, discotequero, pero matizado con los resonantes y luminosos sonidos de un gamelán balinés. Un verdadero logro de fondo y forma, “Estación esperanza” sugiere que la fase imperial de Kourtesis está lejos de llegar a su fin.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like