single image
Columnistas invitados

MÚSICA PERUANA: LOS MEJORES LANZAMIENTOS DE MAYO Descubre los álbumes y singles de la temporada7 min read

El quinto mes del año trajo singles de cumbia psicodélica, sofisticado indie pop, tropical bass, pop andino, trap, soft rock y un extraordinario álbum de jazz grabado a larga distancia en medio de la pandemia.

#YoEscriboEnLeonardo

Chidísimo más
Ania Paz
Independiente

Las restricciones impuestas por la pandemia limitaron la práctica musical en casi todos sus ámbitos: ensayos, grabaciones, conciertos. Pero fue en el jazz, un género íntimamente relacionado con la interacción de los músicos, donde el impacto del cese de actividades grupales se sintió con más fuerza. Por ello, el álbum más reciente de Ania Paz, Chidísimo más, debe escucharse como un triunfo: en algunos de sus temas más logrados –“Los Cirros”, “Gotas”, “Maybe Blue, “Pregunta”– los músicos involucrados trascendieron las limitaciones físicas y geográficas forzadas por el Coronavirus, intercambiaron archivos de audio a través de Internet y echaron mano de la producción virtual para concretar el proyecto. Sin embargo, las virtudes del disco no se limitan a su realización, sino que incluyen su propuesta estética. En un género donde la virtud de la sección rítmica radica en su cohesión, la de los solistas en su habilidad para improvisar sin caer de forma automática sobre el marco establecido por el compás y la del grupo en su totalidad en avanzar en sincronía conservando la voz y sensibilidad de cada integrante, Chidísimo más es un logro artístico que cumple a cabalidad con el principal objetivo de la práctica del jazz: crear un mundo sonoro a partir del intercambio, la adaptación y la cooperación.

ANIA PAZ

“El Ritmo Latino”
Cosmic Wacho, Hit La Rosa
Achicoria Records

Esta colaboración entre el grupo peruano Hit La Rosa y el dúo hispano-argentino Cosmic Wacho es una tersa y escrupulosa muestra de cumbia psicodélica. Como cabría esperar de cualquier ejemplar de este género, la canción trae pulsos tropicales de tempo medio –útiles tanto para la pista de baile como para un paseo campestre matizado con sustancias psicoactivas–, una cuidada trama de teclados y guitarras vintage, y, evidentemente, una letra alusiva al fuego, el cuerpo y el deseo. Sin embargo, al igual que un paisaje desértico atravesado por ráfagas de viento helado, “El ritmo latino” trae también momentos de vulnerabilidad, de precariedad, y de sensible y delicada fragilidad. Considerarla una inversión de los roles de género en la cumbia sería una exageración, pero la tierna y suave voz masculina que se escucha desde el inicio es una saludable muestra de que los cantantes de cumbia no tienen que asumir siempre el vociferante papel de animadores de fiesta, y que existe un espacio para explorar otros aspectos de la masculinidad en los nuevos sonidos del trópico.

COSMIC WACHO HOT LA ROSA

“Buena suerte amiga”
Infiltrados en Marte
Alternative Studio

El nuevo sencillo de la banda chiclayana Infiltrados en Marte repasa los capítulos finales de una relación con una voz elegante, casi glamorosa, y un impecable tejido de guitarras eléctricas y sofisticados sintetizadores pop. Gracias a una métrica perfecta y un simulado ardor, la canción nos acerca, sin dramas, a una separación inevitable.
Su cálido desapego, su sentida artificialidad y su engañoso sentimentalismo explican con amabilidad el escabroso ciclo del desamor, y revelan –como dijo Emily Dickinson– sesgadamente, toda su verdad.

INFILTRADOS EN MARTE

“Ilu de Oyá”
Maga Bo, Alexandre Garnizé, Dengue Dengue Dengue
Kaxambu Records

En su versión original, “Ilu de Oyá” es una pista de global bass de extraña belleza, una manualidad de tambores nordestinos matizada por pellizcos de pads digitales y un puñado de voces que pudieron haber sido recogidas por un grupo de etnomusicólogos durante un viaje al interior de la selva brasilera. Dengue Dengue Dengue se ha adentrado en esta maleza de timbres y ritmos, ha ordenado su pulso mezclando los tambores acústicos con un compás de sonoridades urbanas, le ha dado sentido melódico a los pads y ha remezclado las voces para convertirlas en una sucesión irresistible de loops electrónicos.  Al regresar a la superficie, el dúo peruano trae entre manos un banger de proyección global, un disparador de caderas en el club, un estallido bailable de tropical bass que busca dibujar palmeras fosforescentes en las paredes negras de las discotecas alrededor del mundo.

MAGA BO

“WARMISITAY”
Milena Warthon
Independiente

En “WARMISITAY”, Milena Warthon celebra el surgimiento de una figura femenina a través de la práctica de la fusión; el single puede oírse como una canción de pop andino, como un huayno contemporáneo, como un híbrido del género urbano con los sonidos tradicionales del ande; pero, sobre todo, como el retrato de una adolescente que, más allá de cualquier prejuicio, se concibe a sí misma como la síntesis de dos mundos. Los elementos que articulan el tema son perfectos para transmitir esta sensibilidad: el ritmo alterna y enlaza patrones de huayno y reggaetón; la voz principal pasa del fraseo pop a las figuras melódicas de los géneros vernáculos; los timbres incluyen tanto charangos como sintetizadores y baterías programadas; la letra construye a un personaje –la warmisitay del título– valiéndose de ingredientes urbanos y rurales que, a primera vista, podrían parecer incompatibles: pollerita, menear, carnaval, mover las caderas, bailar “hasta abajo”. En conjunto, la canción logra actualizar las tradiciones andinas a través de las corrientes actuales de la música transnacional y crea un personaje –femenino, empoderado– que encarna y sintetiza ambas culturas. Con este single, sin necesidad de apelar a la pompa discursiva o a las pretensiones artísticas que caracterizan a muchos proyectos peruanos que pretenden enlazar las tradiciones locales con las corrientes cosmopolitas, Milena Warthon ha creado un brillante y novedoso ejemplo de modernismo local que, sorprendentemente, puede consumirse como una simple canción de pop.

MILENA WARTHON

“Ya no quiero nada”
Roshan, Dánar
Independiente

Esta colaboración entre el músico argentino Roshan y el joven artista de San Martín de Porres conocido como Dánar articula un viejo tópico de la música pop: el acto de contrición de un joven responsable de una ruptura amorosa. Pero, tratándose de una canción de trap, el tema está atravesado por una irremediable disfuncionalidad; sus ritmos, como el sistema nervioso del narrador, están quebrados; los bajos, como los traumas que lo acompañan, son graves y profundos; su personalidad, como la del gánster de esquina que vive en el corazón de todo rapero, es altiva y arrogante, pero, al mismo tiempo, frágil, desorientada e inexperta. Gracias a un coro donde los clichés machistas y altaneros del trap son equilibrados por un lamento instanciado en un timbre lloroso y un fraseo urgente, la canción se mantiene al borde del derrumbe espiritual, escenario perfecto para calibrar errores, curar heridas y aprender a seguir adelante.

ROSHAN, DÁNAR

“Universo”
Santa García
Independiente

La más reciente entrega de Santa García –nom de plume del cantautor peruano Roberto Espinoza– sugiere una actualización y una vuelta de tuerca al lenguaje y los tópicos del soft rock. Si bien la canción –titulada celestialmente “Universo”– se despliega sobre una clásica sucesión de acordes de piano, una paulatina construcción del patrón rítmico de la batería, relampagueantes fraseos de guitarra y una colección de arreglos de cuerdas tocados suntuosamente en el sintetizador, estos característicos signos de puntuación del discurso romántico del soft rock no han sido ordenados para articular una simple declaración de amor, sino que construyen una reflexión sobre el paso del tiempo, la culpa, el aprendizaje y la autoafirmación. En “Universo”, Espinoza se permite mirar atrás, calcular ganancias y pérdidas, y darse a sí mismo un lugar en el mundo tras reconocerse en una multitud que lo acoge y lo reconoce para –como dice una vieja canción de soft rock peruano– tomarlo en sus brazos y llevarlo hacia el futuro.

SANTA GARCÍA 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like